¿Qué es una propiedad con sistema lock-off para rentar en Airbnb?

El surgimiento de Airbnb y su posibilidad para ofrecer en renta cuartos, departamentos o casas dio lugar a un cambio significativo en el mercado inmobiliario y turístico. En la actualidad, personas que son dueñas de propiedades tienen la opción de arrendar sus viviendas de manera parcial o completamente, de manera en la que generan ingresos a partir de los activos que ya poseen o, en muchos casos, optan por comprar propiedades para obtener estos mismos beneficios.

La aplicación surge como una alternativa a la industria hotelera, ya que permite a cualquier usuario ofrecer desde una casa hasta tan solo una cama a turistas. Esta plataforma es parte también de la gran revolución de la economía digital, a la que pertenecen proyectos innovadores que llegaron para quedarse, como Uber. 

En su inicio, Airbnb era normalmente usado por personas que contaban con algún cuarto o cama extra dentro de su propiedad, con la intención de generar un poco de dinero adicional

Se trataba de algo similar a los conocidos Bed & Breakfast populares en Estados Unidos, que usualmente le pertenecían a adultos mayores que rentaban a viajeros los cuartos que sus hijos dejaban al mudarse y ofrecían un desayuno complementario con bienvenida hogareña.

Sin embargo, la aplicación ha dado paso a toda una economía tan valiosa como la hotelera misma. Grandes proyectos se han desarrollado especialmente para aprovechar la oportunidad que ofrecen las plataformas digitales de arrendamiento.

Sistema Lock-off: Una nueva forma de hacer rendir las propiedades

El mercado inmobiliario ha ido evolucionando y creando nuevas ofertas basadas en los cambiantes contextos y estilos de vida. Una de las más innovadoras propuestas en este ámbito es la proliferación de sistemas lock-off.

Cuando una persona está en búsqueda de una propiedad, puede toparse con diferentes opciones de cómo aprovechar el espacio. Entre ellas podría darse la opción de ofrecer y rentar un cuarto a través de Airbnb, o simplemente ofrecerlo a arrendamiento de forma tradicional. 

Si se tratara de un lugar ya construido, lo más seguro es que sería necesario realizar cambios drásticos para adaptarse al modelo de Airbnb. Si no, se tendría que cambiar el estilo de vida a uno donde sería necesario compartir áreas comunes con personas desconocidas. Al analizar estas opciones, ninguna de las dos es ideal y para muchos dueños de propiedades probablemente no valdría la pena aún considerando los beneficios que traería.

Es ahí donde entra la innovación inmobiliaria. Actualmente, nuevos proyectos están siendo creados y pensados especialmente en poder adaptarse a este estilo de renta. 

Esto es posible gracias a lo que se conoce como Sistema Lock-off, que consiste en dividir un departamento de tal forma que tenga una sección independiente accesible por rentadores.

Gracias a una puerta con candado accesible solo a quien renta, una parte del departamento o casa se puede separar por completo del resto. Usualmente, la sección dividida incluye una habitación, un baño y a veces un área común. Es todo lo que necesita un viajero durante su estancia.

Las viviendas con sistema lock-off tienen su propia entrada alterna, por lo que los inquilinos temporales y los dueños del hogar no tienen que enfrentarse a una convivencia incómoda: únicamente se encuentran para recibirse, concretar el trato (si es necesario, pues normalmente se realiza en línea) y para despedirse. 

Este modelo es ideal para ambos: quien renta recibe su propio espacio en un lugar privilegiado como opción alternativa (o hasta mejor) al el hospedaje turístico tradicional y puede descansar sin perturbar el estilo de vida de otros. Mientras tanto, quien da su departamento para rentar obtiene todos los beneficios económicos del modelo de arrendamiento, sin ninguno de los inconvenientes que podrían surgir.

Un gran beneficio es que cuando la sección lock-off no está en uso, puede ser aprovechada sin problema por el propietario, pues es una parte íntegra de su departamento.

Proyectos diseñados para rentar en Airbnb

El sistema lock-off no es lo único que hace que estos proyectos se presten a plataformas para sistemas de renta por internet, aunque sí es la parte más importante.

Existen desarrollos como õnne, que garantizan a sus inquilinos amenidades que son diseñadas para crear un sentido de comunidad ideal para el nuevo estilo de vida que se ha construido alrededor de estas aplicaciones.

 Espacios hechos para vivir en conjunto y complementar la estancia aumentan el valor de una propiedad y la hacen idealmente atractiva a nuevos perfiles de renta, asegurando una oferta competitiva en el mercado.

Por si fuera poco, los departamentos de este tipo muchas veces participan en la administración o mantenimiento de la renta a través de Airbnb, extendiendo este servicio a sus inquilinos. 

De una forma u otra, son lugares que están al tanto de la gran oportunidad que existe actualmente para rentar a través de aplicaciones. Están optimizados para ofrecer este servicio, garantizando que todo se lleve a cabo bajo regla, con la aprobación y gestión del departamento para beneficio de todos.

MÁS MOTIVOS PARA INVERTIR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *