La diferencia entre terrenos de inversión y terrenos residenciales

Invertir en bienes raíces es una de las mejores opciones para generar rendimientos – pero no todas las propiedades son iguales. El plazo en el que verás retorno de tu inversión, el potencial de la misma y hasta la confiabilidad de la inversión varían enormemente dependiendo del inmueble. Por eso, es importante entender qué hace diferente a los terrenos residenciales.

En la actualidad, la ciudad de Mérida tiene una gran oferta y correspondiente demanda de tierra. Sin embargo, gran parte de este sector se encuentra en terrenos de inversión

Los terrenos de inversión son bienes pensados para el largo plazo. Su atractivo yace en extrapolar las tendencias de crecimiento de la ciudad y especular que, con el paso de los años o hasta las décadas, el espacio que ocupan será un lugar viable para vivir o poner un negocio.

A diferencia de esto están los terrenos residenciales: estos se encuentran en zonas ya desarrolladas, con todos los servicios y conectividad necesarios para construir y comenzar a utilizar de inmediato.

En otras palabras, con los de inversión, tendrás tu dinero “estacionado” en una propiedad que, aunque es de esperar crecimiento en su valor, no verá frutos hasta mucho tiempo después. Mientras tanto, los residenciales son inmediatamente habitables

Terrenos de inversión: ¿te conviene comprar uno?

Un terreno de inversión es un bien inmueble que está exclusivamente enfocado en un plan de inversión. El terreno se adquiere únicamente con el objetivo de generar un rendimiento sobre la venta o renta del mismo, con la ayuda de la plusvalía que adquiere conforme pasa el tiempo.

En ocasiones, este puede ser un tema controvertido, ya que al ser completamente destinados a la inversión a largo plazo no cuentan ni contarán pronto con los servicios básicos como agua, electricidad o hasta pavimentación.  Frecuentemente, este tipo de terrenos se encuentran en zonas que no están urbanizadas y que no tienen todavía planes de urbanización

Quien adquiere un terreno de inversión forzosamente necesita visualizarlo a futuro, esperando que el desarrollo demográfico y urbano de la ciudad alcance, con el paso de las décadas, la zona donde se encuentra.

Esto último no siempre es seguro, puesto que, debido al reciente boom en este sector, cada vez se ofrecen terrenos cada vez más dispersos y lejanos, a veces hasta a horas de distancia de la ciudad de Mérida.

El mercado de terrenos de inversión está dominado principalmente por opciones de bajo costo, accesibles a un público más amplio. Quienes invierten lo hacen con la intención de convertirlo en un plan de ahorro y en un patrimonio para sus familias.

Si te encuentras entre ese público, y no tienes problema con su limitada usabilidad, así como su incierto potencial, puede que un terreno de inversión sea una opción viable.

Terrenos residenciales: ¿son la opción para mí?

A diferencia de los de inversión, los terrenos residenciales se encuentran dentro de una zona ya urbanizada o privada, la cual puede ya estar en crecimiento o con planes de hacerlo a corto plazo.

Estos lotes cuentan ya con servicios esenciales para poder ser habitados, como lo son agua, luz, calles, áreas verdes y comercios.

Además, existen opciones con amenidades adicionales, como espacios de comunidad, parques y albercas. Estos aportan al valor de la inversión y hacen de la experiencia de vida sea más completa.

La mayoría de estos terrenos se compran con la intención de construir a corto plazo. Ya sea para vivir, rentar o revender, ofrecen un retorno de inversión significativamente más acelerado que un terreno de inversión.

En lo que la ciudad de Mérida concierne, los terrenos residenciales más atractivos se encuentran en la zona norte de la ciudad, ligeramente en las afueras del anillo periférico. De esta forma, pueden estar a unos cuantos minutos de todo lo que se puede hacer en la ciudad, así como también de la playa y otros atractivos de Yucatán.

Los terrenos residenciales suelen ser un entorno planeado. Unen urbanismo comercial, corporativo y de comunidad, generando espacios pensados desde el primer momento para ofrecer un estilo de vida íntegro y plano envuelto en paisajismo.

Tamankaya: terrenos residenciales en el norte de Mérida

Tamankaya: Jardín Infinito es una proyecto de terrenos residenciales y comerciales en la zona norte de la ciudad de Mérida. Se trata de un ambiente planeado con paisajismo de autor y urbanismo de primer nivel que integra amenidades y vida en comunidad para crear plenitud.

En Tamankaya, tendrás acceso a lotes sobre los cuales podrás construir lo que más quieres para hacer el hogar que deseas, junto en el corazón de un entorno planeado en el que las Terrazas club, parques y caminos conectan con la naturaleza y seguridad que caracteriza al desarrollo. 

El desarrollo se planea para la pronta urbanización, con espacios destinados para los comercios básicos y servicios que hacen posible y ameno el estilo de vida. 

El potencial en Tamankaya es asegurado e inmediato. Se ubica en la zona ideal para tener una ubicación privilegiada que le conecta a las mejores plazas, escuelas y hospitales de Mérida.

Aquí, tendrás la oportunidad de obtener terrenos residenciales con todos los servicios, amenidades y comodidades para crear oportunidades de crecimiento auténticas desde el primer momento.

Invierte en Tamankaya

MÁS MOTIVOS PARA INVERTIR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *