¿Cómo se calcula el ROI inmobiliario?

El retorno de la inversión es útil en diversas industrias, pero específicamente en el sector de bienes raíces. El ROI inmobiliario ayuda a resolver varios cuestionamientos que suelen surgir a la hora de realizar tu primera compra. 

No importa cuál sea tu intención para invertir en bienes raíces, ya sea que quieras comprar para arrendar, comprar para vender para más tarde o remodelar para revender. Es imprescindible evaluar métricas como estas para poder determinar la rentabilidad de una inversión en el mercado inmueble. 

Una de los temas que surgen con más frecuencia al considerar invertir en el mundo de los bienes raíces es el porcentaje de retorno de inversión, pero ¿cómo se calcula el ROI inmobiliario con precisión?

En este artículo te ofrecemos una descripción general del término retorno de inversión, te explicamos diferentes formas para calcularlo, así como la importancia que tiene conocer el porcentaje de rentabilidad antes de realizar cualquier inversión inmobiliaria. 

¿Qué es el ROI?

El retorno de la inversión mide la cantidad de dinero o beneficio obtenido de una inversión como porcentaje del costo de esa inversión. Conocer el rendimiento de la inversión permite conocer a los inversores qué tan seguro estará su dinero al invertir en una propiedad, así como si es una buena elección o no.

Puede ser único, en caso de compra y reventa, o distribuido, si se opta por arrendar la propiedad y cobrar las rentas mensuales de un inquilino.

Este valor es muy útil para estimar la tasa de rendimiento que se puede esperar en una inversión. También nos sirve como parámetro para elegir entre las propiedades que estemos tomando a consideración. Tomaremos la tasa más redituable, pero también debemos prever ciertos indicadores como son los riesgos.

Sabemos que para los nuevos propietarios calcular el retorno de la inversión no es tan fácil, por eso en este artículo te enseñamos cómo calcular la rentabilidad de una inversión inmobiliaria.

¿Cómo se calcula el ROI de una inversión inmobiliaria?

Para calcular este porcentaje vamos a requerir de ciertos datos como el pago inicial, gastos que genere la propiedad, cualquier tipo de impuesto y el flujo de efectivo que la propiedad obtenga después de ser adquirida.

La fórmula que generalmente es utilizada para calcular el porcentaje de retorno de la inversión consta en restar la ganancia de la inversión con el costo de la inversión y dividirla también por el costo de la inversión.

Esta fórmula tendrá algunas variaciones dependiendo de la forma en que decidas recuperar tu inversión, ya sea por arrendamiento o venta después de un período de apreciación en la vivienda.

  • Cómo se calcula el ROI en propiedades en arrendamiento

Si deseamos obtener la rentabilidad mensual, para empezar necesitamos calcular los ingresos anuales que esperamos recibir por el alquiler (o sea, ingreso mensual del alquiler x 12). Ahora dividimos entre el costo total de la inversión inicial y finalmente se multiplica por cien.

Pero el porcentaje obtenido será únicamente la rentabilidad bruta

Aquí es donde entran ciertos valores como impuestos, gastos de reparación y mantenimiento, seguro y otras cifras que deberán tomarse en cuenta para conocer la rentabilidad neta de la propiedad inmueble.

Si utilizamos algún método de financiamiento para comprar la propiedad, será muy importante incluir en nuestros cálculos todas las condiciones y cuotas de crédito si deseamos obtener resultados precisos y coherentes.

¿Cuándo es favorable el retorno de inversión?

Dado que hay más de un método para calcular el ROI inmobiliario, así como otras consideraciones, la respuesta a esta pregunta va a depender de diversos factores que influyen en el retorno de la inversión inmobiliaria.

La ubicación del inmueble será uno de los factores más importantes. Es un elemento que mencionamos con frecuencia, pues tiene relevancia en las ganancias potenciales para los inversores. 

Por ejemplo, podremos encontrar variaciones en el alquiler dependiendo de la ciudad y la zona en la que se localice la propiedad.

Como mencionamos antes, el tipo de pago y los métodos de financiamiento también influyen en el beneficio potencial esperado. Un préstamo hipotecario significativo nos hará gastar menos efectivo en el anticipo por la vivienda, lo que se traduce como un ROI más alto. Y viceversa, si pedimos menos dinero prestado obtendremos uno más bajo.

Aunque calcular el retorno sobre la inversión en ocasiones pueda llegar a ser una tarea compleja, esperamos que esta breve guía te haya sido útil para comprender mejor este concepto y todas sus implicaciones dentro del sector inmobiliario. 

Conocer el ROI de una propiedad es tan solo uno de los elementos para saber si se trata de una inversión confiable, ¡así que sigue investigando! En nuestro blog puedes encontrar más información de utilidad para inversionistas.

MÁS MOTIVOS PARA INVERTIR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *